Mañana, marcha a tribunales federales para apoyar el amparo judicial contra el ajuste a los jubilados

Mañana se presentará en Córdoba un amparo en la justicia federal contra la ‘reforma’ previsional, aprobada en diciembre pasado por impulso del gobierno nacional, que significó una rebaja salarial y perdida sustantiva de derechos para trabajadores activos y jubilados. La CTAS-A convoca a movilizar en apoyo a la iniciativa, que suscriben el Centro Nacional de Jubilados de ATE, el Foro Solidario Córdoba y el Consejo Directivo Provincial de ATE Córdoba, a las 11.30 frente a los tribunales federales.

jubilada ATE

Al igual que planteos realizados por diversas organizaciones sociales, gremios e incluso municipios, como sucedió en provincia de Buenos Aires, mañana se presentará en Córdoba un amparo para dejar sin efecto la ley 27426.

La norma fue aprobada en el Congreso en diciembre pasado a partir de un proyecto del gobierno nacional, en el marco de una represión indiscriminada, que concitó el rechazo y repudio generalizado de todo el arco sindical y de las organizaciones sociales.

El amparo está impulsado por el Foro Solidario Córdoba por la Seguridad Social y el Trabajo, los centros Nacional y Provincial de Jubilados de ATE, y cuenta con el apoyo del Consejo Directivo Provincial de ATE y la CTA-A Córdoba.

Está previsto que el reclamo judicial se realice a las 11.30 y el compañero e histórico referente estatal Oscar Cacho Mengarelli, uno de los impulsores, adelantó que se está convocando para concentrar a partir de las 9.30 horas en la sede de ATE para después movilizar a la puerta de tribunales federales, sobre la avenida Concepción Arenal, al momento de presentar el amparo.

logo bien

En sus fundamentos, el amparo sostiene que la ley aprobada en diciembre no tiene una sola ‘disposición que tenga por finalidad mejorar las condiciones de vida de los trabajadores alcanzados por la norma legal’. Por el contrario, afecta la actualización salarial respecto a la normativa anterior -a partir de una nueva fórmula de cálculo-, desfinancia el sistema de seguridad social y transfiere recursos en forma discrecional y arbitraria, en favor del Estado y de los privados, y por lo tanto la considera inconstitucional, regresiva e insolidaria, al tiempo que vulnera los derechos humanos de los  trabajadores activos y jubilados.

Esto es así porque contradice todos los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en materia previsional, como el precedente “Bercaitz” (1974) y reiterada, más recientemente, los casos “Sánchez” (2005) y “Badaro” (2007).

bandera-contra-la-reforma-e1514985119255

Asimismo, el amparo impugna la 27426 porque es de exclusivo contenido fiscalista, y se sancionó con un único objeto: “generar un fuerte ahorro fiscal”. El contenido fiscalista se visualiza en que todos los trabajos y comentarios referidos a esta norma están dirigidos a determinar cuál es el “alivio de las cuentas fiscales”. Esto también contradice el espíritu constitucional del sistema de previsión y casi retrotrae la situación a la década del ’90, profusamente condenada en material previsional por la propia Corte.

La realidad es que la supuesta ‘reforma’ sigue los lineamientos dados por el FMI, en el marco del art. IV del Convenio de Consulta, donde le aconsejó al Gobierno Argentino cambiar la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años, reducir el haber inicial, es decir bajar la tasa de sustitución, modificar la fórmula de actualización de la ley de movilidad y transferir programas sociales de la Anses al área de Desarrollo Social o Educación, tomando en cuenta que “los gastos de las pensiones aumentaron por la expansión en el número de beneficiarios y la creación de una pensión no contributiva”, con el supuesto fin de darle sustentabilidad al sistema previsional, entre otras medidas.

Es decir, reducir rebajar la calidad de las prestaciones y romper con la solidaridad inter generacional entre trabajadores activos y pasivos.